Gobierno

El gobierno de Japón era una monarquía constitucional en la cual el poder del Emperador está limitado y es relegado principalmente a deberes ceremoniales. Al igual que en otros estados, el Gobierno está dividido en tres poderes: el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial.

El Emperador de Japón (天皇) es la cabeza de la Familia Imperial y el jefe de estado ceremonial. Está definido en la Constitución como "el símbolo del Estado y de la unidad del pueblo".