Costumbres

Nunca llegar tarde a una cita. En Japón son muy puntuales.

Los trabajadores suelen esperar a que el jefe se marche para marcharse ellos también.

En las escaleras mecánicas hay que arrambarse al lado izquierdo. El lado derecho suele ser para las personas que tienen prisa.

Nunca hay que sonarse delante de la gente, hay que salir de la habitación.

Si te ofrecen un YUKATA (kimono ligero de verano o bata), tienes que cruzar primero la parte izquierda sobre la derecha (al revés es para los muertos en los funerales).

Dejar dinero a un camarero es visto como mala educación y a su vez, como degradante.

Es costumbre en muchos países del mundo servir a los demás antes de servirse a uno mismo, pero en Japón obligatoriamente debe ser otro invitado el que llene nuestra copa al ver que está vacía.